Seleccionar página
Nueva especie de rana es descubierta en Ecuador

Nueva especie de rana es descubierta en Ecuador

Una investigación publicada en la revista científica Neotropical Biodiversity, realizada por los investigadores David Brito-Zapata y Carolina Reyes-Puig de la Universidad San Francisco de Quito (USFQ), en colaboración con el Instituto Nacional de Biodiversidad (INABIO) hallaron una nueva especie de rana terrestre nombrada científicamente Pristimantis ledzeppelin, en honor a la famosa banda de rock.

Esta nueva especie descripta fue hallada en los bosques montanos de la Comunidad Río Blanco en la Cordillera del Cóndor, en la provincia ecuatoriana de Zamora Chinchipe. La región es una de las zonas con mayor biodiversidad, con gran número de endemismos.

Coloración en vida de Pristimantis ledzeppelin sp. nov. Vista dorsal. (a) ZSFQ 1872, SVL = 36,1 mm, holotipo, hembra adulta; (b) ZSFQ 1878, SVL = 24,6 mm, paratipo, macho adulto; (c) ZSFQ 1877, SVL = 23,8 mm, paratipo, macho adulto. Vista ventral (d) ZSFQ 1872, SVL = 36,1 mm, holotipo, hembra adulta; (e) ZSFQ 1878, SVL = 24,6 mm, paratipo, macho adulto; (f) ZSFQ 1877, SVL = 23,8 mm, paratipo, macho adulto. Fotografías de David Brito-Zapata

Los ejemplares fueron colectados en bosques nubosos montanos a 1700 metros sobre el nivel del mar, con un dosel de 15 a 20 metros de altura, arboles cubiertos con musgo y suelos con mucha hojarasca. Los ejemplares se encontraban sobre la vegetación arbustiva rodeada por arroyos. Por los contenidos estomacales se pudo identificar que se alimentan de insectos de las familias Curculionidae y Formicidae, y del orden Dermaptera y clase Gastropoda

 

 

Individuos preservados de Pristimantis ledzeppelin sp. nov. mostrando variación dorsal (ac) y ventral (df). (a, d) ZSFQ 1872, SVL = 36,1 mm, holotipo, hembra adulta; (b, e) ZSFQ 1878, SVL = 24,6 mm, macho adulto paratipo; (c, f) ZSFQ 1877, SVL = 23,8 mm, paratipo, macho adulto. Fotografías de David Brito-Zapata

El equipo de investigadores describió su morfología y presenta algún grado de dimorfismo sexual, se caracteriza por tener una longitud rostro-cloacal de 23,9 a 24,6 mm en machos adultos y de 36.1 mm en una hembra adulta. Tiene semejante con la especie P. muscosus y otras similares del mismo género Pristimantis con 569 especies conocidas. Un característica de la especie es la piel del dorso y flancos finamente tuberculada, un pliegue escapular distintivo, piel en el vientre fuertemente aerolada, hocico redondeado con una pequeña papila rostral, discos de los dígitos truncados, tres veces el ancho de los dígitos, ingles y superficies ocultas de los muslos crema amarillentas con marcas distintivas café a negruzcas o negras con manchas irregulares crema amarillentas y naranja, iris rojo-cobrizo.

Holotipo conservado de Pristimantis ledzeppelin sp. nov., ZSFQ 1872, hembra adulta, SVL = 36,1 mm (a) Detalle de la cabeza en vista dorsal (b) Detalle de la cabeza en vista lateral. Ilustración de Carolina Reyes-Puig

 

Superficies palmar y plantar (a) Holotipo conservado de Pristimantis ledzeppelin sp. nov., ZSFQ 1872, hembra adulta, SVL = 36,1 mm, (b) Holotipo conservado de Pristimantis muscosus , KU 219,482, hembra adulta. Ilustración (a) de Carolina Reyes-Puig, (b) modificada de Duellman & Pramuk 1999 con autorización

Los bosques montanos donde se encuentra esta especie como otras, son ambientes sumamente vulnerables y amenazados por la minería, desforestación e incendios forestales que dan paso a actividades productivas como la ganadería y agricultura, esto podría degradar áreas naturales donde se encuentran especies únicas e irremplazables en Ecuador, siendo de vital importancia su conservación.

 

Link de la publicación científica:

https://www.tandfonline.com/doi/full/10.1080/23766808.2021.1940048?scroll=top&needAccess=true

Se redescubre una especie de tortuga de las Islas Galápagos

Se redescubre una especie de tortuga de las Islas Galápagos

La tortuga gigante y endémica de la isla Fernandina lleva más de un siglo extinta debido a la caza y explosión de la especie como recurso alimenticio de las tripulaciones de los buques corsarios y mercantes hasta el siglo XIX. Los navíos llegaban al archipiélago para reabastecer sus bodegas vacías luego de largas travesías, las tortugas eran un animal ideal para almacenarlas vivas, abordo de los barcos hasta el momento de su consumo. Por esta razón todas las 11 especies de tortugas del archipiélago sufrieron persecución hasta casi su extinción.

En el año 2019 una expedición organizada por Dirección del Parque Nacional Galápagos del Ministerio del Ambiente y Agua junto a la organización Galápagos Conservancy encontró un ejemplar, en la isla volcánica Fernandina.
El ejemplar resultó ser una hembra de aproximadamente 70 a 100 años de edad, se le realizaron estudios genéticos conducidos por la Dra. Gisella Caccone y su equipo de genetistas de la Universidad de Yael, quienes confirman mediante comparación de muestras tomadas de un ejemplar macho colectado por la expedición de la Academia de Ciencias de California en 1906 que se trata efectivamente de la misma especie a la cual se la presumía extinta, nombrada científicamente Chelonoidis phantasticus.

“Uno de los mayores misterios de Galápagos ha sido la tortuga gigante de la isla Fernandina. El redescubrimiento de esta especie perdida puede haber ocurrido justo a tiempo para salvarla. Ahora necesitamos con urgencia completar la búsqueda para encontrar otras tortugas”, dijo el Dr. James Gibbs, vicepresidente de Ciencia y Conservación de Galapagos Conservancy y experto en tortugas de la Universidad Estatal de Nueva York.

El desafío es encontrar otros ejemplares en la isla volcánica de mayor actividad de todo el archipiélago, por ello se está organizando  otra expedición más importante, para finales de este año donde participarán guardaparques y el equipo científico de Galapagos Conservancy, con las esperanzas encontrar más individuos con los cuáles se pueda desarrollar un programa de conservación antes de su total extinción definitiva como sucedió con el solitario George, el último macho de la especie Chelonoidis abingdonii endémico de la isla Pinta, el mismo vivió sus últimas décadas en la Estación Científica Charles Darwin sin posibilidad de aparearse, al ser el último de su especie.

En el año 2019 una expedición organizada por Dirección del Parque Nacional Galápagos  junto a la organización Galápagos Conservancy encontró el ejemplar, en la isla Fernandina.

Más información en:

Galapagos Conservancy

Parque Nacional Galapagos

Rescate de águila coronada en Mendoza

Rescate de águila coronada en Mendoza

Una familia del departamento de Santa Rosa, encuentra a este ejemplar juvenil en muy mal estado casi moribundo y sin poder volar al costado de la ruta 153, en cercanías a la Reserva de Biosfera Ñacuñan.  De inmediato se contactan con el personal de la Dirección de Recursos Naturales iniciando el rescate del ave donde intervinieron guardaparques y un investigador del IADIZA – CONICET.

En un primer momento el ejemplar fue trasladado al Ecoparque de Mendoza para realizarle las primeras observaciones y estudios iniciales a cargo de la Médica Veterinaria Corina Zerpa, para luego ser derivado al Centro de Rescate y Conservación de Fauna Silvestre de S.O.S Acción Salvaje el cual dispone de mayores recursos e infraestructura para la atención del juvenil. Ya con los resultados de los estudios se pudo constatar su frágil condición con bajo peso y anemia, muy probablemente causada por la fractura en su maxilar inferior que se apreciaba desviada a simple vista. Todo el operativo fue coordinado por la Dirección de Recursos Naturales Renovables de Mendoza y la Jefatura de Fauna Adrián Gorrindo y con la  asistencia de Andrés Capdeville integrante de Fundación Cabureí y Director del Programa de Conservación y Rescate de Aves Rapaces del Ecoparque de Buenos Aires junto a José Sarasola, Director de CECARA y el Proyecto Águila del Chaco.

Se consiguió estabilizar y rehidratar al ejemplar y con los resultados de los análisis y las placas radiográficas se decidió derivar al ave al Ecoparque de Buenos Aires para realizarle una intervención quirúrgica para la corrección de su fractura en su maxilar que se realizó el paso viernes, donde se separaron nuevamente los cabos fracturarios para volver a alinearlos correctamente, esto fue necesario para que el ave pueda alimentarse correctamente y que sea posible su evaluación para una futura reinserción.

El águila coronada o del chaco (Buteogallus coronatus) se encuentra amenazada debido a múltiples causas directas o indirectas que afectan a la especie como son los tendidos eléctricos con riesgo de electrocución para los ejemplares, ahogamiento en tanques de agua australianos, disparos de arma de fuego y perdida de hábitat. Se estima que su población total se encuentra decreciendo y no supera los 1500 ejemplares de los cuales 900 podrían ser individuos adultos.

Más información en:

S.O.S Acción Salvaje

https://www.facebook.com/sosaccionsalvajee

Ecoparque BA

https://www.buenosaires.gob.ar/ecoparque

 

Una intervención sin precedentes

Una intervención sin precedentes

En el Parque de la Biodiversidad se dio una intervención diagnostica interdisciplinaria inédita que requirió la colaboración de 30 profesionales, con el fin de tener un cuadro clínico completo del león Tango un ejemplar de avanzada edad y el símbolo del parque.

En el antiguo ex Zoológico de Córdoba, hoy transformado en el Parque de la Biodiversidad, se encuentra “Tango” un león de 15 años de edad y 186 kg de peso que por su edad avanzada demanda un mayor seguimiento clínico de su salud.

El ejemplar fue sometido a una intervención inédita que llevo 4 horas de estudios y otras tantas de monitoreo permanente en donde se le realizaron diversos procedimientos bajo anestesia total, esto implica como en toda sedación de animales de gran porte un riesgo considerable. Por esta razón se decidió realizarle toda una serie de estudios y tomas de muestras en una misma intervención, en la cual se pueda tener un cuadro clínico completo del estado del ejemplar sin tener que exponerlo a sucesivas intervenciones futuras para realizarle otros estudios.

Este complejo operativo demando técnicos profesionales y aparatología medica usualmente utilizada en seres humanos, con el objetivo de dar un diagnostico preciso que beneficie a futuro la calidad de vida del ejemplar.

El Parque de la Biodiversidad se compromete en su rol de institución en post de la conservación y el bienestar animal marco un inédito despliegue técnico en el país que pocas instituciones a nivel regional pueden igualar.

Para conocer más de este procedimiento decidimos entrevistar a Fidel Baschetto, Director de la Entidad y Médico Veterinario, quien nos informó sobre el cuadro clínico del león “Tango”.

 

¿Tango como llego al ex Zoo de Córdoba?

Llego al zoológico en el año 2008 aparentemente con dos años de edad y procedente del zoológico de Florencio Varela habiendo nacido en cautividad en ese zoológico.

¿Presenta alguna patología crónica previa al examen?

Viene presentando una disnea desde fines de diciembre pasado, con la cual hubo una reversión por trata terapéutica, no del todo pero firme esa versión y luego una reciba con lo cual entendimos que era necesario intervenir.

 

¿Cuál fue la razón por la cual se decidió realizar un estudio de semejante magnitud al ejemplar?

Fue debido a que cuando un animal de esta envergadura se duerme hay que otra de hacerle todas aquellas maniobras posibles para poder detectar el origen de lo que está causando el problema.

 

¿Qué exámenes le fueron realizados?

Nosotros sabíamos que iba a ser muy difícil porque necesitábamos ecografistas y de ahí ya empezamos a ver los exámenes realizados, ecografías abdominales torácicas e incluso oculares. Hicimos radiográficas de tórax, latero lateral dorsoventral, ventrodorsal, abdominales e incluso de cadera. Hicimos broncoscopia para observar la salud de los bronquios y los pulmones. Hicimos distintas pruebas y tomas de muestra para laboratorio, serología, hemograma y algunas otras enfermedades que en el suero pueden tener presencia de anticuerpos.

 

¿Cómo estuvo conformado el equipo técnico que intervino?

El equipo técnico estuvo conformado por los veterinarios del parque que somos nosotros e invitados externos que de alguna manera tenían que cumplir un rol adecuado a las circunstancias, esos externos debieron ser especialistas en cada una de las materias que requeríamos para poder atender la salud de Tango. Todo lo relacionado a las cuestiones cardiacas, cardiólogos eco doppler. Todo lo que tiene que ver con la situación torácica general y abdomen.

¿Se conocen los resultados de los diferentes exámenes?

Los resultados generales no lo hemos podido todavía recolectar, vamos a tardar unos días para tener resultados más certeros. Mientras tanto que seguimos esperando hoy evaluamos la posibilidad de seguir medicándolo hasta esperar resultados concretos.

 

¿Qué instituciones en el país o en la región están en condiciones de realizar exámenes de esta complejidad?

En el país alguna institución universitaria podría hacer esto, alguna carrera veterinaria o bueno en alguna oportunidad ha habido mayores eventos en la ciudad de Buenos Aires pero no con tanta envergadura de veterinarios trabajando en pos de un bien común. Todos fuimos un poco Tango ayer…

Durante muchos años entorno a la salud de Tango se hicieron virales deferentes denuncias falsas realizadas por supuestos activistas que encubren en si un lobby inmobiliario despiadado en busca de los terrenos de la institución. Sumado a esto no podemos olvidarnos de la permanente presión por la derivación de los ejemplares, acción que beneficia a sectores privados con influencia de operadores políticos poniendo en duda la vigencia de instituciones en manejo de fauna. Sin dudas esta intervención demuestra las capacidades de una institución científica y pública, donde se hace uso de todos los recursos técnicos y humanos disponibles con el único objetivo de brindar mayor bienestar animal.

Más información en:

https://www.cordoba.gob.ar/tag/parque-de-la-biodiversidad/

Nueva especie de rana dorada fue descripta en Brasil

Nueva especie de rana dorada fue descripta en Brasil

Este pequeño anuro diminuto de hasta 1,7 cm de longitud y de color anaranjado brillante, es descubierto por diferencias taxonómicas con otras especies del género Brachycephalus.
Manchas oscuras descoloridas en el cráneo y las placas poscraneales, presencia de tejido conjuntivo negro diseminado sobre la musculatura dorsal son las características visibles que los diferencian.
Este género agrupa a más de 30 especies de difícil identificación entre sí, los investigadores pudieron analizar mediante secuencias de genes de ADN mitocondrial donde efectivamente pudieron comprobar de qué se trataba de una nueva especie.
Una característica peculiar es su fluorescencia bajo luz ultravioleta la cual se desconoce su razón.
La especie presenta un dimorfismo sexual apreciable, con hembras de tamaño mayor a los machos al igual que muchas otras especies de anuros. La longitud de los ejemplares varía en machos desde 13,46 a15,92 mm y en hembras desde 16,04 a 17,69 mm.
Como otras de ranas doradas, su piel secreta tetrodotoxina o TTX, una neurotoxina que paraliza el sistema nervioso llegando a provocar la muerte por asfixia. Pero en esta especie su peligrosidad es menor, pudiéndose manipular sin medidas de protección en las manos, solo es riesgoso en el caso de contacto con heridas abiertas o con mucosas, en donde la toxina pueda penetrar y ser dispersada dentro del organismo.
Los ejemplares fueron colectados en la Sierra sur de Mantiqueira y bosques en los municipios de Mogi das Cruzes, Campinas y Jundiaí, del Estado de São Paulo en Brasil
El estudio fue publicado el miércoles en el medio científico PLOS ONE.
Sus autores fueron Carla S. Guimarães, Pedro Henrique AG Moura, Mariana Pedrozo, Matheus de Toledo Moroti, Leandro M. Castro, Daniel R. Stuginski, Edelcio Muscat y Ivan Nunes profesor del departamento de Ciencias Biológicas y Ambientales de la Universidad Estatal de São Paulo.